jueves, 5 de mayo de 2011

Hamburguesas especiales de pollo



Una receta rápida, sencilla, sana y que gustará a todos. Ideal para cenar mientras ves una película, una partido de fútbol o sorprender a tus invitados.


Para 2 personas necesitamos
  • Un filete de pechuga de pollo por persona, que sea un poco “gordito”
  • 3 rebanadas de pan blanco tostadas
  • 1 huevo
  • Una cucharadita de mostaza de Dijon
  • Una cucharadita de ralladura de limón
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 cucharadas de mayonesa baja en grasas
  • 4 panecillos
  • Lechuga y tomate
  • Pimienta negra (a gusto)

Empezamos
Mientras vamos preparando las hamburguesas y la salsa calentamos el grill del horno a temperatura máxima.
Tostamos las 3 rebanadas de pan de molde sin corteza en una sartén (sin aceite) o tostadora. Cuando estén duritas las sacamos y dejamos que se enfríen para triturarlas en una picadora hasta obtener un pan rallado algo más grueso que el que solemos encontrar en el supermercado.
A continuación batimos el huevo con la mostaza y “bañamos” los filetes de pollo cortados aproximadamente con el mismo tamaño, o un poquito más grandes, que los panecillos que vayamos a utilizar. Después los empanamos en el pan rallado que hemos preparado.
Colocamos los filetes preparados en una bandeja con papel especial para horno ligeramente untado con aceite, muy poquita. Los metemos en el horno y 4 ó 5 minutos por cada cara serán suficientes. De todas formas, deberemos observar el color que va adquiriendo el rebozado.
Mientras se hacen los filetes iremos preparando la salsa. Nos basta con mezclar la ralladura de limón con su zumo y abundante pimienta negra recién molida con la mayonesa.
Colocamos sobre los panecillos cortados por la mitad, ligeramente tostados y untados con la salsa, una rodaja de tomate, el pollo y la lechuga en este orden.
Que los comensales se sienten en la mesa y a disfrutar de la hamburguesa bien caliente.

En casa nos gusta acompañarlo con…
Es un plato que admite muchos acompañamientos: unas patatas fritas, una ensalada… Aunque con dos hamburguesas por persona es una cena perfecta.

Consejos
No escatiméis a la hora de rallar el pan pues para conseguir un buen rebozado es necesario disponer de más de lo que admite el filete. Cubrir bien el pollo con el pan y al sacarlo apretadlo para que se adhiera bien.
Cuando se unte el papel de horno con el aceite os podéis ayudar de un pincel de silicona para repartir bien el aceite utilizando la menor cantidad posible.

La idea de esta receta
La descubrimos en el libro “101 recetas de pollo” de  Grijalbo.

1 comentario:

PUNTIYO dijo...

Sano, sencillo y delicioso.
¿Que mas se puede pedir?.
Buen tratamiento fotográfico, me gusta.