lunes, 21 de enero de 2013

Cordero marinado acompañado de salsa de yogurt griego y cuscús


Cordero marinado acompañado de salsa de yogurt griego y cuscús

Hoy os proponemos un plato original, con un cierto aire árabe, y que sorprende por su sabor.
Pero antes de comenzar con la elaboración del plato queremos aprovechar para dar la bienvenida a una importante palabra para los amantes de la cocina al diccionario de la lengua española, de la Real Academia Española, que se incorporará al mismo en la vigésima tercera edición. Y esa palabra no es ni más ni menos que emplatar. Sí, aunque parezca mentira todavía no estaba en el diccionario. Pues lo dicho, bienvenida.


Necesitamos para 2 personas
§   Chuletas de pierna de cordero (la cantidad que creamos conveniente, depende del apetito de los comensales, si va a ser plato único…)
§       Para el marinado:
½ granada, ralladura de un limón, 3 cucharadas de aceite, 2 cucharadas de miel, 1 cucharada de vinagre de jerez, pimienta negra, pimienta roja y sal.
§       Para la salsa de yogurt:
½ yogurt griego, 1 cucharadita de aceite, otra de limón, sal y pimienta.
§       Para el cuscús:
Cuscús especiado (nosotros utilizamos unos 100-125 grs), ½ granada, pasas y dátiles.

Empezamos
Preparamos el marinado
Sacamos los granos de la media granada y los machacamos en un mortero. La añadimos al recipiente en el que vayamos a marinar el cordero. Añadimos el resto de los ingredientes del marinado y lo mezclamos bien.
Incorporamos el cordero, nosotros lo hicimos ya deshuesado para que fuera más fácil de comer. Dejamos que repose el cordero bien cubierto por lo menos una hora.
Elaboramos la salsa de yogurt
Echamos en un bol el yogurt el aceite, el limón, la sal y la pimienta negra recién molida. Batimos bien hasta tener una salsa homogénea.
Cocinamos el cuscús
Elaboramos el cuscús conforme a las instrucciones del fabricante. Como el que utilizamos ya viene especiado, tan sólo tuvimos que añadir las pasas y los dátiles cortados en daditos muy pequeños y por último la media granada.
Cocinamos el cordero.
Para finalizar, escurrimos el cordero y lo cocinamos a la plancha hasta que esté hecho (dependerá del grosor de los trozos).
Emplantamos y listo para comer.