sábado, 27 de abril de 2013

Pastel de cabracho

Pastel de cabracho

Receta rica, rica, rica… pastel de cabracho, y muy fácil. Vamos, que lo más complicado para nosotros ha sido encontrar el cabracho.
Ideal como aperitivo cuando tienes visita en casa, siempre triunfa, o porqué no, para darte un pequeño capricho.
Aunque hay multitud de recetas en la red, nosotros hemos optado por la que nos dio la pescadera, y estamos encantados. Siguiendo su consejo conseguimos un pastel (o puding) de cabracho que sabe a cabracho, para ello no incorporamos ningún ingrediente principal más que el propio pescado. Os animamos a probarlo.

Necesitamos
500 grs de cabracho limpio. Pedir al pescadero que quite al cabracho la cabeza, limpie las escamas y las espinas, y deje las piezas limpias, preparadas para cocinar. Aprovechar la cabeza y las raspas para un buen caldo de pescado.
3 huevos
250 ml de nata (un vaso)
250 ml de salsa de tomate casera o tipo casero (tiene que ser espesita…)
3 huevos
Aceite y sal
Mantequilla para engrasar el molde

Empezamos
1.- Calentar en una sartén un poco de aceite, lo justo para que no se pegue el pescado, y cocinar los lomos de cabracho a la plancha durante 4 o 5 minutos. Esperar a que se enfríe y retirar las espinas que hayan podido quedar. Como habéis visto, para mantener y potenciar el sabor del pescado no lo hervimos y tampoco le quitamos la piel.
2.- Desmigamos los lomos de cabracho con un cuchillo.
3.- Poner en un vaso de batidora la nata, el tomate, los huevos, el cabracho y sal al gusto. Batimos hasta obtener una mezcla homogénea y fina.
4.- Untamos un molde con mantequilla y echamos la masa.
5.- Metemos el recipiente en el horno al baño maría, previamente precalentado a 180º C, durante 40-45 minutos. Comprobaremos que está hecho cuando al sale aguja o palo limpio.
6.- Dejar reposar para que se enfríe. Después desmoldar-
Aunque hay gente que le gusta acompañarlo con mahonesa o salsa rosa, nosotros optamos por tomarlo tal cual, untado en tostadas. Como la buena carne o pescado, si está rico por si solo no le hace falta más.
Que aproveche.


Consejos
Con las cantidades dadas sale un pastel “muy generoso”, por lo que si sois pocos podéis disminuir las cantidades manteniendo las proporciones que os hemos dado.
Si por el contrario, queréis compartirlo, en vez de hacerlo en un solo molde, hacerlo en recipientes más pequeños, como por ejemplo flaneras.