miércoles, 13 de junio de 2012

Albóndigas de carne con espinacas y piñones


Albóndigas de carne con espinacas y piñones

Una de las tareas que tenemos los fines de semana es cocinar un par de platos para la semana, de manera que nos podamos relajar algún día al hacer la comida. Una hora para comer no da para mucho, por lo que nos gusta tener un “fondo” en el congelador.
Y unas albóndigas en salsa suelen ser unos de los platos que cocinamos. Hoy os presentamos unas con una salsa que se ha convertido en una habitual en nuestra cocina: salsa de zanahorias. si queréis podéis sustituir esta salsa por otra de tomate o una crema ligera de espinacas.
La primera vez que la probamos fue con el exitoso Solomillo al Hojaldre de “La cocina de mi casa”. Gracias Puntiyo por esta gran aportación a nuestra cocina.


Para 4 personas (unas 22-24 albóndigas) necesitamos
225 grs de carne de ternera picada
225 grs de carne pollo picada, pueden ser pechugas o contramuslos
100 grs de espinacas
½ huevo batido
Una rebanada de pan de molde sin corteza
Un par de cucharadas de leche
25-30 grs de piñones
Sal y pimienta
Harina
Aceite
Opcional: pan rallado
Para la salsa de zanahorias
300 grs de zanahorias
3 cebolletas
375 ml de vino blanco
250 ml de vinagre de manzana
sal y pimienta

Empezamos
1º La salsa de zanahorias
Pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas. Hacemos lo propio con las cebolletas cortándolas en juliana.
En una cazuela con un poco de aceite pochamos la cebolla durante unos minutos e incorporamos la zanahoria, el vino y el vinagre. Agregamos la sal y la pimienta recién molida. Dejamos cocer a fuego medio durante 45 minutos aproximadamente.
Finalmente, con la batidora, trituramos muy bien, hasta conseguir una salsa homogénea.
2º Elaboramos la masa de las albóndigas
Cocemos las espinacas, en esta ocasión utilizamos de las congeladas, que es la teníamos, las escurrimos muy, muy, pero que muy bien.
En un bol grande mezclamos los dos tipos de carne picada. Por experiencia, para una mejor mezcla, lavaros bien las manos y hacerlo con las manos.
En un recipiente pequeño desmigar la rebanada de pan de molde añadir un poco de leche. El pan tiene que quedar empapado pero no en exceso.
Añadir el pan escurrido, las espinacas y el huevo batido a la mezcla de carne y amasamos todos junto. Si vemos que la masa es poco manejable añadimos poco a poco el pan rallado hasta que veamos que podemos hacer las bolas de carne con facilidad y sin que se nos quede pegotitos de masa en las manos.
Para finalizar añadimos los piñones crudos y mezclamos de nuevo.
3º Cocinamos las albóndigas
Damos forma a las albóndigas, las enharinamos, las freímos en un sartén con aceite caliente y dejamos que escurran en un recipiente con papel absorbente.
4º Emplatamos
Servimos las albóndigas acompañadas con la salsa de zanahoria. Que aproveche.

Consejos
  1. Como os hemos adelantado, este plato se puede congelar. Si queremos hacerlo, doraremos las albóndigas en una sartén con aceite y después las incorporaremos a una cazuela en la que tengamos la salsa de zanahoria para que se terminen de hacer durante unos minutos más, a fuego suave.
  2. En alguna ocasión nos ha sobrado salsa de zanahorias. Si os ocurre esto podéis congelarla y utilizarla para acompañar otros platos, como por ejemplo un roti de pollo.

5 comentarios:

Andrés T dijo...

Hola Pareja
Soy el de las fotos de Málaga...
FANTÁSTICO!!!! De verdad. Lo tenéis montado de una forma limpia, ordenada y llamativa.
Si tenéis tiempo de haber conseguido esto de una plataforma tan "monolítica" como Blogger. ¡Qué no haréis en Wordpress!
Os paso un link de plantillas para animaros...

http://www.web3mantra.com/2011/06/29/10-delicious-food-and-drink-wordpress-themes/

Besos y abrazos

KIKE Y CRICRI dijo...

Muchas gracias Andrés. A ver si estas vacaciones sacamos tiempo para investigar.

Mar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mar dijo...

Tiene muy buena pinta. Lo he incluido en mi menú familiar. A ver qué tal!!! Besos.

KIKE Y CRICRI dijo...

Hola Mar, has elegido un plato bien rico para incluir en tu menú. Ya nos contarás...