martes, 24 de julio de 2012

Salsa barbacoa casera con ingredientes naturales

Salsa barbacoa casera con ingredientes naturales
La salsa barbacoa es un de nuestras preferidas, por ello nos animamos a hacer vuestra salsa barbacoa casera.
Hay multitud de recetas en la web, pero nosotros queríamos elaborar la nuestra con ingredientes naturales, evitando usar refrescos de cola o salsa tipo ketchup. Quizás el resultado no sea tan parecido al que estamos acostumbrados, pero es igual o más satisfactorio.
Os mostramos cómo hacer vuestra salsa barbacoa casera.


Necesitamos
1 cebolla
2 dientes de ajo
6 tomates muy maduros
1 cucharada de miel
1 cucharada de harina de maíz refinada
2 cucharadas de vinagre
Aceite de oliva y sal
1 trozo de guindilla (si no tenemos guindilla podemos usar 3 ó 4 guindillas tipo cayena)
Orégano

Empezamos
Picamos finamente la cebolla y el ajo. En una cazuela con un chorrito de aceite echamos el ajo dejando que se dore a fuego medio durante unos minutos. Posteriormente incorporamos la cebolla y dejamos que se dore durante otro par de minutos.
Lavamos bien los tomates, les quitamos el “rabo” y los troceamos, retirando el corazón de aquellos que estén poco maduros.
Agregamos los tomates a la cazuela, removemos y añadimos una cucharada rasa de harina de maíz (maizena). Removemos un poco más e incorporamos el vinagre, la miel, la guindilla el orégano y la sal.
Dejamos que reduzca a fuego medio el tiempo suficiente para que reduzca la salsa más o menos hasta la mitad. Removemos de vez en cuando aplastando los tomates.
Pasamos la salsa por el pasapurés y después, con ayuda de un colador grande y un cazo, la colamos.
Ponemos la salsa de nuevo en la cazuela, probamos y rectificamos los sabores a nuestro gusto, añadiendo más miel, vinagre, picante o sal.
Dejamos que reduzca un poco más a fuego medio hasta tener la textura deseada. Si queremos podemos ayudarnos añadiendo un poco más de harina de maíz diluida en un poco de agua.
Lista.

Consejos
Si queréis potenciar el sabor de la salsa poséis incorporar al final un chorrito de salsa perrins (salsa Worcestershire, también conocida como salsa worcester o salsa inglesa).
En el caso de que os sobre mucha cantidad podéis conservarla metiéndola en un bote de cristal, sin llenarlo hasta arriba. Después lo cerramos bien, lo introducimos en una cazuela cubriéndolo de agua y lo hervimos durante 20 minutos aproximadamente.

La idea de esta receta
Para hacer esta receta nos basamos en la salsa barbacoa del Karlos Arguiñano.