miércoles, 26 de septiembre de 2012

Copa de tiramisú

Copa de tiramisú

Hoy ampliamos nuestra sección de postres incorporando un rica copa de tiramisú típica de la gastronomía italiana. Aunque es habitual ver este postre en “formato” tarta, en esta ocasión hemos optado por darle un toque especial haciéndolo en raciones individuales.
Queremos destacar dos aspectos que desde nuestro punto de vista se pueden destacar de él:
  • No es un postre muy dulce, ideal para aquellos que son menos golosos: no lleva mucho azúcar, y el cacao y el chocolate puro le dan un sabor más “compensado”
  • Y segundo, y no menos importante, no necesita horno ni cocción. Y por qué nos parece importante este último aspecto, porque, aunque ahora si tenemos este estupendo electrodoméstico en nuestra cocina, hubo un tiempo en el que no lo tuvimos (el tamaño de la cocina no lo permitía…) y la elaboración de postres quedaba muy limitada.
Necesitamos para 4 personas
6-8 bizcochos de soletilla
250 gr. de queso mascarpone
2 huevos 
250 ml de café, mejor recién hecho (aproximadamente)
2 cucharadas de azúcar 
Cacao en polvo
Café soluble
1 chorrito de ron
Chocolate negro de cobertura rallado

Empezamos
1º- Emborrachamos los bizcochos
Añadimos el ron al café y removemos. Emborrachamos los bizcochos de soletilla con la mezcla de manera que no queden ni muy secos ni muy empapados. Indicamos que la cantidad de café es aproximada porque va a depender de los esponjosos que sean los bizcochos y la cantidad del mismo que admitan.
2º.- Preparamos la crema
Montamos las claras a punto de nieve con la batidora de varillas. Añadimos una cucharada de azúcar
En otro recipiente batimos las yemas con el resto del azúcar y agregamos el queso mascarpone y seguimos batiendo.
Para finalizar, poquito a poco y con mucho cuidado incorporamos las claras a punto de nieve de manera que nos quede el conjunto cremoso.
3º.- Montamos las copas
En las copas en las que vamos a servir el postre colocamos una base de bizcocho que tenemos emborrachado. Espolvoreamos con café soluble, cacao en polvo y chocolate rallado. Posteriormente cubrimos con una capa de crema. Repetimos el proceso con otra capa de bizcocho espolvoreada con otra pizca de café soluble, cacao en polvo y chocolate rallado. Finalizamos cubriendo con la crema y decorando con cacao en polvo y chocolate rallado.
4º- Enfriamos
Metemos las copas en la nevera el tiempo suficiente para que enfríen, al menos un par de horas.
Que aproveche.

Consejo
No escatiméis en la calidad de los ingredientes. Conseguiréis un postre mucho más rico si utilizáis bizcochos de soletilla no “industriales” y bien esponjosos, y un café “cargadito” recién hecho. Mirar que bizcochos…
Bizcochos de soletilla
La idea de esta receta
Basada en la receta de Copa de Tiramisú de la cocinera y repostera Eva Arguiñano.

2 comentarios:

Yolanda Modamio Chamarro dijo...

seguro que sí está mucho más rico con los bizcochos caseros!

Diana Papas dijo...

El tiramisu es uno de mis postres favoritos estoy segura de que esta copa pasara a serlo también! Que delicia!